Blanco Sobre Negro – Cuento de Navidad

Alister se revolvía violentamente bajo las sábanas, probablemente soñando con aquellos tres alumnos a los que no le había quedado más remedio que aprobar. Llevaba ya un buen rato bufando y gesticulando frenéticamente como si intentara defenderse de los golpes de un ser invisible que estuviera al lado de su cama. Se despertó de un salto, envuelto en sudor, buscando con la mirada en todos los rincones de la habitación. Poco a poco, a medida que se fue dando cuenta de que era la misma pesadilla de (…)

Deja una respuesta